El activo más preciado de la Ciudad de Cartagena son sus eventos internacionales.