A mi psiquiatra lo dejé internado, Soy Colombiano.

A veces lloro, lloro solo, en las mañanas, lloro en la tarde, lloro en las noches, dirán: Eres un llorón. Nadie lo sabía, hasta hoy. Ni a los más allegados,  ¿Pero cómo no? me llena de un sentimiento profundo en mi pecho, en mi suerte, abro las ventanas y el aguacero a manos del desespero, ¡son 60 años!… Sed en mi garganta…

Maow Martello Díaz

Por: Mauricio J. Martello Díaz.
Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Comencemos con una larga historia, tengo que decirlo: -habrá violencia bombas disparos y la duda del Amor!

Son muchas preguntas que las personas conscientes nos hacemos ante la construcción de la PAZ, voy intentar resumir una historia de 60 años desde mi perspectiva, claro que, no me gustaría ser insurreccional, por más que parezca, aunque será inevitable sentirme así en los corazones de algunos, igual no escribo para  gustarle a nadie, escribo porque creo :

Colombia tiene un modelo de poder basado en el Estado de derecho, y no hay que ser abogado para entenderlo, eso lo vemos en bachillerato, y en algunas cátedras que ni siquiera importan o materias electivas de la Universidad, Pero preferimos ser  ajenos a eso. ¿qué es política, tú de que hablas?

Somos hijos de una democracia hereditaria.

Colombia es un país tercermundista. Uno en la ignorancia se pregunta cómo es que eso sucede, si somos multiculturales, tenemos una envidiable riqueza de fauna y flora, de hidrocarburos… Somos el cuarto país productor de petróleo, en Latino america, la gente del exterior debería venir a pagar millonarias sumas para vernos, no nosotros…nosotros deberíamos tener las más óptimas condiciones para poder conocernos y buscar nuestra propia identidad.

¿Usted sabe que es tener identidad?

Yo ni siquiera sé cuál es mi identidad, pues camino por las calles y veo gente que le da más valor a lo extranjero que a lo autóctono, o sino pregúntale a cualquiera; si conoce, o si apoya a movimiento culturales independientes. Si viste atuendos hechos por manos verdaderamente colombianas como las elevadas manos indígenas. (Las siguientes palabras desatarán un temporal) Somos un circo completo, de cínicos y descerebrados, perdóneme la expresión, al que le caiga el guante que se achante, somos privilegiados, somos ricos, pero la realidad es que no somos hermanos, no tenemos unión no hay lealtad, mucho menos la preocupación por mi semejante. Eso, me duele.

¡Nos tienen jodidos a todos!

Parecerá paradójico pero no es culpa del que te responde groseramente en la calle, en las calles el que está loquito, ese mal oliente con el cerebro pegao´ ese; no tiene la culpa. El que maneja como un loco, no tiene la culpa, el que te roba, no tiene la culpa, ni siquiera el que mata, tiene la culpa, la culpa la tenemos nosotros los que elegimos y los que no elegimos bien a nuestros representantes, esos que nos deben reestructurar los recursos del país, esos que supuestamente deben proteger nuestra soberanía para el bien común, esos que nos representan y deben, (están obligados, o sino entreguen el cargo) tomar las mejores decisiones para el pueblo.

Los que nos deben dar Salud. Las personas que detractan lo anterior, argumentando en jerga callejera: “Tú lo que eres, es un flojo que lo quiere todo gratis”, esa frase duele, porque al parecer es un pensamiento un poco tonto si tenemos en cuenta que somos un Estado de derecho y pagamos para que nos den Salud, Educación, y sobre todo Calidad de vida. Pues para mí, tejido por la manipulación mediática, los que pensamos en los derechos fundamentales de nuestra constitución, somos víctimas de una relación inmediata al comunismo y al socialismo, y eso, se llama analfabetismo político.

Te quiero sumiso mi amigo, para no darte salud. 

Esos que reforman las leyes al «yo primero», deben saber que están obligados a darnos educación, porque para eso son nuestros impuestos, para recibir Educación Gratuita y de la más Alta Calidad.

¿Y para qué? Te has vuelto loco. ¿Quieres vivir como Cuba? ¿Quieres estar como Venezuela?

Esas son las artimañas que usan las malas elites para no darte educación y para mantenerte ignorante, y digo malas elites porque una cabeza adinerada inteligente toma de la mano a esos píes que necesitan correr, para comenzar a caminar juntos al éxito de ser feliz. Pero no, es mejor estar sumiso y evitar la implementación de valores como el respeto a la vida, o es que un irrespetuoso ¿Es así, por que salió de casa así?  Entonces cabe preguntar ¿Por qué los papás no los educaron bien, es culpa de los papás entonces? No señor, y ¿Quién educó a los padres? ¿Quién les dio la oportunidad de recibir educación de Calidad? ¿Tuvieron oportunidad?  Estas son algunas preguntas que debe resolver el gobierno, y que nuevamente repito, es culpa de nosotros porque se lo permitimos al gobierno, estamos ante un gobierno hecho para los derechos pero que se viola así mismo sus derechos.

Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”. Proverbio chino.

Entiéndase que es importante la política en nuestras vidas, que somos un Estado de derecho, lo que nos define como una sociedad que se organiza políticamente para un bien común. Que desarrolla órganos de gobierno propio, es decir, asignamos al Estado el rol de tomar las decisiones a partir de la participación ciudadana como por ejemplo el voto, sonará nuevamente paradójico pero si votamos mal, nos gobiernan mal, y nos gobiernan mal, porque siempre votamos mal.

Parecerá para algunos fácil, para otros muy tonto, pero es cuestión de fomentar el sentido de crítica, pues en campaña se mueve algo muy poderoso que se llama publicidad, nos atrapa, nos estimula, nos genera sentimientos, reaccionamos felices y ¡ bang! en tu yugular papa.

Al momento de votar deberíamos informarnos sobre la procedencia de cada uno de nuestros próximos representantes, sobre sus estudios, sus calificaciones, lastimosamente en un sistema como el nuestro eso es muestra tácita de un buen horizonte, su vida pública, su papel en la sociedad,  hasta quienes fueron sus abuelos, y si está acto para ejercer el cargo.

Es como si mi hija llega a mi casa con un nuevo novio, yo tengo que saber su procedencia, para determinar la posible felicidad de ella  y así anticiparme a la futura experiencia basada en el aprendizaje de la trayectoria del personaje, es una buena idea saber de donde salió el “man” para la tranquilidad de todos y sobre todo de mi hija que no sabe lo que elije, para ello me permito reflexionar en conjunto sin imponer poderes, solo levantando cuestionamientos, casi como una mayéutica. No porque me cae bien ni por que es más bonito, voto por el, eso se lo dejamos al que escogemos en el colegio para que nos representen, pero maduremos, esa etapa de “la empanada y votas por mi” Ya pasaron.

Además debo recalcar que hay que contar con un sentido y olfato de la coherencia, pues deberíamos ser lo suficientemente capaces de reflexionar sobre el bien común, y la posibilidad de crecer en conjunto, algo como cuando pienso primero en el otro antes que yo, sí, lo sé, es difícil, pero así no solo recibo la satisfacción de ayudar, sino un descarga de bonitos sentimientos en el pecho que por inercia nos permite crecer juntos, y de esa forma hasta sin querer crezco aun más de lo esperado, pues ni siquiera lo esperé.

¡No… Eso es ser comunista!

 Hoy día ser populista, comunista es muy fácil, según los criterios arraigados a nuestra cultura. Con unos beneficios colectivos, estamos hablando de ser comunista, de ser como Venezuela. (El colombiano promedio saben más de Venezuela que de Colombia misma)

El Estado de derecho en Colombia no es para nosotros

En Colombia el Estado de derecho es para las multinacionales y las empresas extranjeras que quieran explotar nuestra soberanía y que además nos venden nuestras propia materia prima en un producto elaborado en el exterior con valor agregado a un muy alto precio, ligado al alto costo de la gasolina. Debo recordar que en Colombia un buen tinto se consigue en 500 pesos, pero ese ni es nuestro mejor café, ni es procesado en Colombia, bueno habrá uno que otro que si, pero ni hablar de la gasolina, eso, eso es mi país, es mi Colombia utópica, bailemos cumbia que no pasa nada.

Algo no tan secreto ni difícil de entender, es que somos hermanos del Narcotráfico.

Existe una ley universal que va más allá de la política, algo que reza más o menos: “Las verdades no son absolutas, las verdades siempre serán medias” estamos regidos por leyes universales de la física y la metafísica, pero sí, lo sé, eso es otros tema. Aunque tiene mucho que ver,  la cuestión es: hasta donde puede llegar mi capacidad de critica-constructiva y mi sentido de la coherencia ante el postulado de un candidato a un cargo público, ese empuñar de mi alevosía investigativa y despojarme de mi ingenuidad, falta total de malicia indígena para construir un bien común.

¿Será que ponemos en práctica la crítica constructiva?

¿Dónde, yo decido?, donde tengo el poder, el derecho y el deber de escoger esos dichos trabajadores políticos, -¡recalco! Los funcionarios públicos son sirvientes de nosotros, son públicos para el público, valga la redundancia- Escoger a esos  que nos representan en la toma de decisiones: académicos, estudiados, antropomórficamente y filosóficamente capacitados para entender nuestras necesidades y tomar las mejores decisiones para el bien del pueblo.

Léase bien. Que es soberano y políticamente independiente a otras comunidades, eso, mi querido lector es un Estado de derecho, aquel que cuenta con órganos para que el pueblo se organice y tenga lo mejor de sí, para sí. No se trata de que escoja a gente que hace leyes cienes, ni que nos venga a gobernar mal, esa que nos gobierna con el apriori «Yo Primero»

¿Se puede vivir mejor si pensáramos en; incluimos al otro?

Y es que un buen gobierno no llegará a serlo en manos de malos gobernantes, no, no, y no. Eso es película de terror que me estoy inventando, pero, entonces como sabemos si estamos bien gobernados si siempre somo victimas de la lumpen-burguesía,  aclaro, la democracia consiste en el sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes, ¡Ojo! controlar.

Hablemos de lo más crucial para Colombia si queremos la Paz, lo primero es acabar con la oligarquía, ni siquiera con las FARC ni lo que viene ahora entre los neo-paras y las nuevas bandas, eso es irrelevante delante de la plutocracia, lo segundo es lo más crucial y lógico: Los mecanismos de dialogo, uno no se pelea con el vecino porque el perro se está cagando en el jardín, uno se pelea con el vecino porque no se entro a dialogar con este mismo, ni mucho menos porque le presentamos una radiografía del problema, si bien, es crucial el diseño de nuevos mecanismos de diálogo social que incluyan a gobiernos, empresas, academia e instituciones del sector, de manera de construir consensos y desarrollar herramientas que aprovechen el potencial  de cada una de ellas para llegar a bastos acuerdos de los antiguos paradigmas.

Receta de mi psiquiatra: Crece, dialoga, entiende, crece nuevamente, ayuda a crecer a los demás, sé feliz y si puedes correr…¡¡huye!! Hasta que los verdaderos gobernantes lleguen a la Colombia que necesitamos, ó gobiernas tú..!

Contacto:

E-Mail: maowmartello@gmail.com
Maow Martello Díaz (Linkdin)

Be the first to comment

Leave a Reply

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico: Antonio David Castellanos Lenes
Asesor de Sistemas: Jairo Enrique Amaris Hernandez
Coordinador de Arte y Cultura: Franklin Vega Zambrano

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez
Winston Morales Ch.
Mauricio Zapata Hoyos

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.