Algunos presidentes de las juntas administradoras locales, denuncian la ausencia total de los funcionarios del Distrito y de la policía en algunos barrios donde ellos tienen asiento, incrementándose la inseguridad. Atracos a mano armada, asesinatos, hurto a residencias y robo a turistas y extranjeros han sido los modelos en materia de fluctuación en los últimos meses en Cartagena, al punto que La ciudadanía se ha visto en la tarea de la “paloterapia” contra los delincuentes y hacer justicia por sus propias manos para frenar delitos.

Atracos a mano armada, asesinatos, hurto a residencias y robo a turistas y extranjeros han sido los modelos en materia de fluctuación en los últimos años en Cartagena

Es de conocimiento público que algunos actos cometidos por criminales en moto en diferentes barrios de la ciudad, dentro de la mayor impunidad y sin encontrar apenas obstáculos, nos pueden llevar a concluir que la delincuencia tiene tomada a Cartagena, cuyos sucesos no pueden ser desestimados por los responsables de la política de seguridad echando mano a estadísticas que les son más o menos favorables cómo el manifestado recientemente por el alcalde encargado SERGIO LONDOÑO, sobre la reducción de la delincuencia, desarticulaciones de bandas completas y programas de resocialización cuando la realidad es totalmente distinta.

Por: William Hundelshauseen Carretero
Presidente Nacional APIC

Como hago para no recordar que cada año cuando se avecina la Semana Mayor, se incrementa la inseguridad y con ella todo tipo de modalidad delictiva sin que los gobernantes de turnos de los últimos años hayan tomado las estrategias drásticas necesarias para superarla, sabiendo que diciembre es tiempo propicio, sin duda, para la alegría y los festejos a granel. Semana Mayor es un acontecimiento divino, que será siempre actual, mientras haya un ser racional en la tierra. La primera recomendación entonces es apelar a la moderación, en todos los aspectos, con el propósito de evitar que por imprudentes conviertan una época de regocijo en tragedia. Celebrar esta fecha, es solemnizar el proceso inicial de nuestra salvación, de nuestra Pascua. Acoger  al Señor que quiere nacer en el corazón de cada uno de nosotros. Los días santos, invita a reflexionar sobre el amor de Dios que viene a los hombres. El Cristo que tomó parte en la historia de los humanos, vive y continúa su misión salvadora dentro de la misma historia piadosa, teniendo un tono muy diferente, sin dejar de invitarnos al arrepentimiento y a la conversión, el ambiente que se vive en estos días, es en general, festivo y lleno de esperanza y recogimiento. Por otro lado no podemos ocultar que la temporada de descanso es aprovechada por los antisociales para incrementar todas las modalidades delictivas, sobre todo los robos a través de cajeros automáticos, aprovechando el pago  a empleados que, si no toman las precauciones necesarias, pueden pasar los DÍAS SANTOS  sin un peso en el bolsillo.

Aunque al iniciar  año la delincuencia no paró de hacer fechorías, para esta época el peligro es inminente y por eso las autoridades deberían estar alerta para combatir a los antisociales, máxime en una época donde el apetito de la delincuencia se dispara en su afán de lograr un lucro fácil, rápido y sin mayores esfuerzos,  año a año vemos que para  cualquier época de descanso, a la par que da inicio a una época que las familias quieren vivir con ilusión y con sentimientos de generosidad, solidaridad y unión fraterna, resulta también un período lleno de zozobra para quienes sienten la amenaza y la presencia de ladrones, fleteros, sicarios y extorsionistas que no desaprovechan la más mínima oportunidad de arrebatarles a las personas lo que con tanto esfuerzo consiguen. Es de conocimiento público que algunos actos cometidos por criminales en moto en diferentes barrios de la ciudad, dentro de la mayor impunidad y sin encontrar apenas obstáculos, nos pueden llevar a concluir que la delincuencia tiene tomada a Cartagena, cuyos sucesos no pueden ser desestimados por los responsables de la política de seguridad echando mano a estadísticas que les son más o menos favorables cómo el manifestado recientemente por el alcalde encargado SERGIO LONDOÑO, sobre la reducción de la delincuencia, desarticulaciones de bandas completas y programas de resocialización cuando la realidad es totalmente distinta.

Algunos presidentes de las juntas administradoras locales, denuncian la ausencia total de los funcionarios del Distrito y de la policía en algunos barrios donde ellos tienen asiento, incrementándose la inseguridad. Atracos a mano armada, asesinatos, hurto a residencias y robo a turistas y extranjeros han sido los modelos en materia de fluctuación en los últimos meses en Cartagena, al punto que la ciudadanía se ha visto en la tarea de la “paloterapia” contra los delincuentes y hacer justicia por sus propias manos para frenar estos delitos.

Las autoridades, desde luego, deben implementar medidas excepcionales pues lamentablemente en esta temporada alta o días santos ,se incrementa igual la delincuencia por factores ampliamente conocidos y sería deplorable que en este tema las cosas se empeoraran. No hay que olvidar que la labor preventiva juega un papel primordial en el control de las situaciones generadoras de hechos atentatorios contra la vida, honra y bienes de las personas. A eso hay que apuntarle poniéndole el ojo a la pólvora, la alcoholemia y disparos al aire, entre otras prácticas, que tantas desgracias producen en estas épocas festivas y ojala el próximo año tengamos que cambiar el titular: AUMENTA LA INSEGURIDAD PARA ESTA EPOCA Dias Santos..      

 

Acerca de Consejo de Redaccion
El Acontecer es Propiedad de: ACONTECER PRODUCCIONES LTDA Gerente General y Director Digital:Mauricio Martello Consejo de Redacción : Carolina Herrera

Be the first to comment

Shares