Gobierno y Farc están anquilosados

LA AVENTURA DE LA PAZ II

índimmmce

 

Por :RENÉ ARRIETA PÉREZ

El Acontecer

La aventura de la paz se construye con determinación y voluntad. Conceptos y  vocablos que se complementan entre sí, y con los sentidos que referencian se debe hacer un serio ejercicio para la consecución de lo que se quiere.

No obstante, antes de ensayar  una sindéresis con los elementos imprescindibles para el logro de la paz, debo hacer una digresión no menos esclarecedora acerca de la psique del país, y digo país para precisar, pero es de todo el género humano, y son las pulsiones, que otras sociedades y países, con siglos y hasta milenios de historia, han podido refrenar, y ese freno, esa moderación y medida se manifiesta en sus formas de idiosincrasia. Nuestro país y la sociedad hispanoamericana son jóvenes, pero han tenido como referencia  la experiencia de siglos de la sociedad europea.

Las partes negociadoras: Gobierno y las Farc, Ambas deben despojarse de sus posiciones anquilosadas para que fluya una verdadera dinámica que permita llegar a acuerdos mínimos. Cada una poniendo de su parte para asegurar el logro de los objetivos. El gobierno podría quedarse en ese limbo maligno de no ceder para negociar cambios en los modelos institucionales, y  acceder través de esas reformas a una sociedad más igualitaria y justa. Así mismo, las Farc entrarían en ese moroso círculo de vicio y falsedad, y aprovechar los tiempos previstos para el diálogo para una meditada vigorización y diseño de sus políticas subversivas, dañinas para nuestra sociedad.

Las dos representaciones designadas para el diálogo, con el fracaso de éste tienen mucho que ganar. El gobierno, que es una representación política para ejercer gobernabilidad preservaría unos privilegios mezquinos que les valida el mismo sistema. Las Farc, que son grupos de facciones que perdieron el estatus de movimiento armado con objetivos políticos por su incursión en actividades que afrentan el “espíritu de la política”, no esperarían otra cosa que seguir con los  dividendos del negocio narcoterrorista, la extorsión y amedrentamiento de la sociedad civil, el despojo de la tierra a campesinos y legítimos propietarios, entre otras muchas ganancias de su lucrativo trabajo.

Bien, después de nuestra digresión volvamos a los imprescindibles elementos que se necesitan para el logro de la paz, como lo enunciamos al principio, que son la determinación y la voluntad.

Determinación, dentro de sus acepciones, según el Diccionario de la Real Academia Española, DRAE: 1. Fijar los términos de algo. 2. Distinguir, discernir. 3. Señalar, fijar algo para algún efecto. 4. Tomar resolución. Pues determinación, es justamente lo que le vendría bien a los diálogos de paz. Determinación y todo lo que implica su significación. Presupuesto está que al haberse iniciado una agenda estuviesen fijados los términos que tienen por objeto la guía de algo. Se necesita distinguir y discernir la materia de que se trata, los niveles, causas y consecuencia de tener paz o no tenerla. Y señalar un derrotero, un camino, una vía amplia de convivencia en un país donde se viva en paz.

Voluntad, en los significados que registra el DRAE encontramos algunos muy pertinentes: 2. Acto con que la potencia volitiva admite o rehúye una cosa, queriéndola, o aborreciéndola y repugnándola. 3. Libre albedrío o libre determinación. 5. Intención, ánimo o resolución de hacer algo. 7. Gana o deseo de hacer algo. ¡Ay, Dios! La voluntad, que los más grandes filósofos griegos consideran como una potencia del alma, entre ellos Aristóteles, y Agustín de Hipona realiza con ella los más grandes juegos dentro del libre albedrío. En primer término, los negociadores necesitan querer la paz para admitir una nueva sociedad donde ella sea imprescindible, y asumir una libre determinación que nos prodigue la paz, porque, digámoslo claro, no hay coacción que obligue a los diálogos de paz, sólo existe una legítima exigencia, y esa es la que hace el pueblo colombiano.

Sólo bajo esas premisas se construye la paz.

Acerca de Consejo de Redaccion
El Acontecer es Propiedad de: ACONTECER PRODUCCIONES LTDA Gerente General y Director Digital:Mauricio Martello Consejo de Redacción : Carolina Herrera

Be the first to comment

Leave a Reply

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico: Antonio David Castellanos Lenes
Asesor de Sistemas: Jairo Enrique Amaris Hernandez
Coordinador de Arte y Cultura: Franklin Vega Zambrano

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez
Winston Morales Ch.
Mauricio Zapata Hoyos

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.