LSD, ese quimico que te hace alucinar: ¿que es?

LSD
LSD

¿Qué es el L.S.D?

Por: Consejo de Redacción.
El LSD es el nombre genérico que se utiliza para caracterizar al ácido lisérgico, un compuesto químico que se encuentra naturalmente en el hongo «cornezuelo de centeno». Recibe su nombre de las iniciales de LISERG SAURE DIETYLAMID, en español Dietilamida del ácido lisérgico, y el numero 25, por ser el vigesimoquinto compuesto de este género, de una serie de 27.

Fue sintetizado por primera vez en el año 1938 por el Dr. Albert Hoffman. y descubierto como un psicoactivo (es decir, como una sustancia capaz de alterar el funcionamiento de nuestras neuronas) en 1943.

LSD

Es conocido entre sus usuarios como «Ácido», “Trip” o «Tripi» ( del ingles: TRIP, que significa “viaje” ).
Su forma habitual de presentación ( aunque existen otras como pastillas, líquidos o polvo) es en papel secante, una especie de cartoncito similar a un sello, que suele llevar dibujos variados (popeye, héroes de comics, planetas, etc) y que se coloca bajo el paladar (por ser un centro con mucha irrigación sanguínea).

Es actualmente uno de los químicos psicoactivos con mayor potencial para alterar la conciencia. Es la droga alucinógena por excelencia.

Es mucho más activo que casi todos los restantes alucinógenos. Para darte una idea de su potencia, una dosis de 200 microgramos de L.S.D. produce los mismos efectos que una dosis de 600 de mescalina o de 40 de psilocibina. Es además 5.000 veces más activo y se usa por orden medicada – en relación a la dosis – que la Cocaína y 500.000 veces más activo que el alcohol etílico. Su consumo fue muy popular en la década de los 60.

El auge esta sustancia durante esta época fue inexorable y vino acompañado de una extendida mentalidad de pacifismo y buena honda. Después de todo, ¿quién quiere estudiar o combatir en una guerra, si en vez de eso puede ver arcoíris y unicornios por todos lados, todo el tiempo? Esto planteó un interesante desafío para el ejército Británico, donde buscaban nuevas maneras de sorprender y neutralizar a sus enemigos. ¿Quizá podrían usar LSD como arma para joder la mente de sus enemigos en el campo de batalla?

El sigiente video, muestra un experimento en exclusivas, para las filas del ejército Britanico, fechadas en 1964, una compañia de marinos británicos prueba LSD por primera vez, bajo la supervisión de su comandante. El resultado es divertidísimo. Solo uno de ellos se pone como loco y lo deben llevarlo al hospital, mientras los demás se desploman en el suelo «toteados»  de la rirsa. Lo más gracioso es cuando un soldado en su “viaje” trata de derribar un árbol usando unicamente su pala y sus manos. Luego se trepa ala copa del arbol para hablar con las aves ¡Clásico!

Stanislav Grof, uno de los autores más importantes en el terreno de la Psicología Transpersonal experimentó con L.S.D. intentando encontrar una forma de comprender y acercarse a pacientes esquizofrénicos. Más tarde se penalizó el uso del L.S.D., por lo que se debió detener la investigación con esta sustancia. Pero aun así los avances de la Ciencia hoy día parecen demostra lo contrario.

 

¿Cómo se consume?

Si bien el LSD se puede presentar de diversas formas, siempre es consumido oralmente, como dijimos, ubicando el cartón o sello contra el paladar y manteniéndolo en esta posición. Una dosis común de LSD (la que se encuentra en un “cartoncito” )está entre los 50 y los 150 milígramos. Una dosis fuerte se podría considerar aquella entre los 150 y los 400 milígramos.

Por lo general, dosis de entre 25 y 75 microgramos son suficientes para causar alucinaciones (en promedio 1 microgramo por kg de peso).

¿Cuáles son sus efectos?

Los efectos del L.S.D (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interrelación de los siguientes factores :

las características de la sustancia y la forma en que la consumas
tus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestión
las circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad)
Podés encontrar mayor información en el “Modelo Interactivo” (hipertexto a “Cómo se constituye un efecto: Modelo Interactivo”)

Los efectos generados por el LSD sobre el Sistema Nervioso Central son predominantemente alucinatorios y pueden durar de 3 a 12 horas.

El potencial alucinógeno de esta sustancia provoca distorsiones perceptivas , entre ellas una mayor sensibilidad y apreciación a través de los sentidos: tacto, vista, oído , olfato y gusto. También genera cambios en la percepción del tiempo, cambios en el estado de ánimo, desbloqueo de recuerdos reprimidos y una expansión de conciencia que generalmente es vivida como una pérdida de las fronteras del yo.

No genera dependencia física .

¿Qué riesgos puede tener el consumo de L.S.D?

Los posibles riesgos asociados al consumo de LSD son psicológicos más que físicos. Entre las posibles riesgos que entraña su consumo está la posibilidad de experimentar reacciones desagradables, como son las reacciones de ansiedad.

También en algunas personas, el consumo de LSD podría llegar a intensificar trastornos psicológicos subyacentes. Así, personas con tendencias suicidas deberían evitar su uso.

No existe un riesgo de sobredosis física, si bien podrías llegar a tener problemas por consumir una dosis mayor de la que psicológicamente podés manejar.

Existe también la posibilidad de que tengas un «mal viaje», es decir, que experimentes sensaciones desagradables como sensaciones de temor, de ansiedad, etc. Una de las reacciones adversas más comunes al consumo de LSD es un episodio temporario de pánico (menor de 24 horas). Los síntomas mas frecuentes incluyen alucinaciones atemorizantes, ansiedad desmesurada, confusión y agresión en algunos casos.

El consumo de LSD puede originar también lo que se conoce con el nombre de “flashback». El flashback es un retorno transitorio de emociones y percepciones experimentadas bajo los efectos del LSD. Es decir, podrías volver a experimentar, por ejemplo, días más tarde, alguna sensación que experimentaste bajo los efectos del LSD.

Esto no es necesariamente negativo, salvo que lo que vuelvas a experimentar sea alguna sensación desagradable o atemorizante.

Los flashbacks pueden durar segundos u horas y pueden ser similares a cualquiera de los aspectos vividos durante el «viaje» de LSD. Es decir, pueden ser emocionantes, sorprendentes, aterrorizantes, etc.

La mayoría de los flashbacks consisten en episodios de distorsión visual, distorsión temporal, pérdida de las fronteras del ego, o emociones intensas que duran desde unos segundos a algunos minutos.

Generalmente se van reduciendo en número e intensidad después de la experiencia de consumo, y raramente ocurren luego de algunos meses.

Por otra parte es habitual experimentar episodios de insomnio (pasajeros) luego de consumir esta sustancia.

Si eres una mujer en estado de embarazo …

 No se sabe con seguridad qué tipo de efectos podrá causarte el consumo de L.S.D en el embarazo. Por eso es recomendable que no lo consumas. Podrías estar arriesgando el bienestar de tu hijo.
LSD
Steve Jobs and Bill Gates

Steve Jobs, el Co-fundador de Apple usó LSD. Una vez llamo a esa experiencia «Una de las cosas mas importantes de mi vida.» Su uso de drogas tambien fue notado en un chequeo del FBI segun «Wired»

Bill Gates, miembro y co-fundador de Microsoft, dijo haber usado LSD en una entrevista con Playboy en 1994.

Kary Mullis, Quimico ganador del Premio Nobel acredia su exito, al uso de LSD, segun «Wired»

Si decides consumir L.S.D tienes que tener en cuenta varias precauciones, aqui te damos algunos consejos que puedas adquirir para no ir contra tu salud.

* Pedíselo a tu proveedor de confianza, no le compres a desconocidos. Solo a aquellos que sabés que te van a ofrecer un producto de buena calidad.

* Hacelo en un día en que no tengas nada que hacer luego ni al día siguiente. Puede ser que después de consumir te venga insomnio. Asegurate de que vas a tener el tiempo necesario para reponerte antes de tener que encarar alguna responsabilidad como trabajo, estudios, etc.

* Nunca tomes LSD solo, hacelo siempre en compañía de alguien de tu máxima confianza. Podría ayudarte si se presentara una emergencia.

* No consumas en ambientes estridentes como boliches o discotecas. Hacelo en un lugar donde puedas estar tranquilo y relajado y donde no tengas que enfrentarte a ningún peligro, por ejemplo, andar en el tránsito. Tampoco manejes un auto ni uses herramientas ni maquinarias que puedan ser peligrosas.
* No consumas si estás desanimado, triste o de mal humor. Podrías tener un “mal viaje”·

* No mezcles L.S.D con alcohol. Acordate de que estás consumiendo una droga muy potente. No se sabe cómo podría “pegarte” esta mezcla. (Tené en cuenta que siempre es desaconsejable mezclar drogas).

* Una vez que tomaste una dosis de L.S.D no consumas más. Quizás pueda parecerte que no te está haciendo efecto porque tal vez no sientas nada, pero acordate que los efectos demoran bastante en aparecer (entre 30 y 40 minutos). Si aumentás la dosis, podrías llegar a tener un viaje más fuerte del que podrías llegar a manejar.

* Si se trata de la primera vez que vas a consumir, tomá siempre una dosis menor a la que toman usuarios experimentados. Podés probar tomar ¼ del cartón o ½. No tomes uno entero, al menos no la primera vez.

* Si algún amigo tuyo sufre un “mal viaje”, tratá de tranquilizarlo, tratalo con dulzura mientras se le pasa. Si se encuentra aterrorizado, se siente perseguido o con pánico, mantené la calma, llévalo a un lugar relajado y tranquilizalo. Tratalo con afecto, evitando comentarios de mal gusto o gestos que pueda interpretar como una amenaza. Dale la seguridad de que poco a poco se va a mejorar, de que se le va a pasar la sensación desagradable.

Sea cual sea la o las drogas que consumís, estas sugerencias pueden ayudarte a que el consumo no te genere problemas. Es importante que tengas en cuenta que los efectos que causan las drogas dependen de cómo se las usa, y es importante tener en cuenta también que así como un uso moderado puede hacer que tengas una experiencia placentera, hay otros usos que pueden generarte problemas.

1. Si consumís drogas, intentá hacerlo en ocasiones especiales y no todos los días. Es mejor que el uso de drogas no se convierta en una actividad rutinaria ya que podría convertirse en algo poco placentero.

2. Establecé reglas sobre cómo, cuándo y donde consumir. ¿Vas a consumir sólo los fines de semana? ¿Sólo con tus amigos? ¿O únicamente cuando te inviten a una fiesta donde se consume? Establecé reglas para el consumo, no lo hagas de forma desordenada o improvisada.

3. Subordiná el consumo de drogas a tus obligaciones diarias. Si después de una noche de usar drogas tenés que levantarte a las 7 de la mañana para trabajar, no hay excusa. Si no rendís bien en el trabajo o los estudios, tampoco tenés excusa. No culpes a las drogas de tu resaca, tu malestar o las cosas que deberías hacer y no hacés. Las drogas no hacen nada por sí mismas, no manejan tu vida. Sos vos quien la manejás. Asumí tu responsabilidad.

4. Construí metas y objetivos en la vida que te ilusionen. Es la mejor forma de darle a la drogas el lugar que les corresponde, ni más ni menos. Si tenés metas importantes (por ejemplo, progresar en tu trabajo, hacer una carrera, aprender un oficio, construir una familia) va a ser más fácil que la drogas sean solo algo que te acompañe en algunos momentos de tu vida.

5. Para tus problemas emocionales, aplicá la regla del tres: por cada vez que te ayudes con drogas, dos veces te ayudarás de otra manera. Cuando de verdad necesites evadirte o desconectarte de los problemas, no uses siempre drogas para conseguirlo. Si en una ocasión las drogas te ayudan a relajarte y desconectarte de los problemas, al menos en dos ocasiones más tratá de que recurrir a otros métodos (distraerte, relajarte, escuchar música, hablar con amigos, etc.).

6. Si tenés problemas graves de los que no sabés cómo salir, pedí ayuda. Hablá con amigos, con tus padres, con un profesional, con quien quieras. Tené en cuenta que si tenés graves dificultades en tu vida, sean del tipo que sean, el consumo de drogas puede convertirse más en un elemento de evasión negativa que en un aspecto constructivo que te ayude a salir adelante.

7. Aprendé a «recargar baterías». Las drogas o las noches de juerga no deben ser usadas solo para «desconectarte» pasivamente de los problemas. Plantearlo así te puede conducir a tomar drogas para evitar los problemas de la vida o huir de las dificultades. Además de una oportunidad para desconectarte, las drogas y las fiestas son una oportunidad para relajarte, «cargar baterías» y afrontar los problemas el resto de la semana con fuerza y decisión.

8. Aprendé a «degustar la vida». Además de disfrutar el tomar drogas, es importante que sepas disfrutar de las puestas de sol, una buena comida, una conversación con un amigo, un paisaje hermoso, etc. Cada cosa a su tiempo y momento. Hay momentos para todo. Aprendé también a ser sensible ante las cosas hermosas de la vida.

9. No dejes toda la «movida» para una sola vez. Aprendé también a «desconectarte» de los problemas durante la semana, a escuchar música tranquilamente, a charlar con tus amigos, etc. No te pases toda la semana aburrido y sin motivación en el trabajo o los estudios para explotar a lo bruto en un sólo día o fin de semana.

10. Escuchate. No estés toda la noche de marcha porque hay que estarlo, ni te tomes 10 pastillas porque es lo que hacen los demás, ni vayas de boliche en boliche sin ton ni son porque es lo que hay que hacer. Pasala bien, «enroscate», pero escuchate a vos mismo para poder decidir cuando tenés ganas de descansar de la marcha y cuando querés parar de tomar drogas.[/b]

Alterar los estados ordinarios de conciencia es un derecho humano básico. Rechazamos la noción de que quienes usan drogas legales o ilegales son, por esta razón, enfermos, delincuentes o incapaces de generar estrategias propias de superación.

Respetamos el derecho de los usuarios:

a usar drogas
a no ser discriminados y estigmatizados
a vivir una vida digna y plena como ciudadanos
a cuidar de su salud y a desarrollar al máximo sus potencialidades
a tomar decisiones informadas en lo que respecta a su uso de drogas
a recibir información acerca de como reducir al máximo los riesgos y daños individuales y sociales que su consumo pueda generar
a recibir asistencia especializada: médica, psicológica y social.
Creemos además que los usuarios de drogas:

Tienen derecho. Entendemos drogas, como sustancias consumidas que alteran la percepción, sean legales ilegales ó medicadas.

Tienen la capacidad y la responsabilidad de hacerse cargo de sus vidas y sus conductas.

Tienen como colectivo el derecho y la responsabilidad de proteger su salud y la de sus pares mediante el desarrollo de estrategias grupales que les permitan reducir los riesgos mientras continúan consumiendo drogas.

Por último, creemos que el estado social y sanitario del tema tras un siglo de prohibición del consumo de drogas ilegales respalda la hipótesis de que las políticas prohibicionistas vigentes causan más daños individuales y sociales que el propio consumo de drogas.

Be the first to comment

Leave a Reply

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico: Antonio David Castellanos Lenes
Asesor de Sistemas: Jairo Enrique Amaris Hernandez
Coordinador de Arte y Cultura: Franklin Vega Zambrano

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado
Maria Camila Ruiz Bonilla

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez
Winston Morales Ch.
Maria Camila Ruiz Bonilla
Mauricio Zapata Hoyos

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.