La presencia de Dios es lo más importante que un creyente puede tener.

World Day of Remembrance: God's helping hand

 SINCERAMENTE LE MANIFIESTO A DIOS QUE, SI SU PRESENCIA NO VA CONMIGO, QUE NO ME LLEVE A NINGÚN LADO 

Autor:William Hundelshauseen Carretero.  

Y Moisés respondió: «Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí», Éxodo 33:15. 

La presencia de Dios es lo más importante que un creyente puede tener, experimentar ese respaldo y protección que solo el Padre Celestial puede brindar; es lo más hermoso que se puede llegar a experimentar. 

Moisés lo entendió muy bien, por lo que reconoció que sin Dios no podía continuar dirigiendo al pueblo en el camino a la tierra prometida. 

Una de las características más importantes de Moisés, es que tenía a Dios por amigo, la palabra dice que hablaba con Dios cara a cara, y por tanto halló gracia ante sus ojos. Éxodo 33:11-14. Si no vas no voy. El liderazgo de Moisés nos muestra que en la vida espiritual no debe haber tratos a medias. Que, para emprender la ruta de un nuevo tiempo, así como Moisés emprendería la ruta hacia la tierra prometida, no debe haber un conformismo con lo que hasta ahora hemos vivido. De manera que cuando él tuvo la experiencia del encuentro cara a cara con el Señor, se atrevió a decirle: “Si tu presencia no va con nosotros, no nos hagas partir de aquí”. Es como si hubiese dicho: “Señor, si tu presencia no está conmigo, entonces no iré para ninguna parte. ¡No moveré un solo paso si no estoy seguro que estás conmigo!”. En esto hay coraje, firmeza y resolución. Este hombre sabía que, sin la presencia de Dios en su vida, todas las cosas que emprendieran eran inútiles. Nadie como él para saber que la presencia de Dios en Israel era tan distinta a los dioses de las demás naciones. De modo que sin esa presencia él prefería no avanzar. 

Necesitamos dirección correcta. Antes de esta resolución Moisés le había pedido a su Dios que le mostrara el camino. No podía ser de otra manera. Dios no solo conoce el camino, sino que puede abrir el camino; pero lo que es más importante, él mismo es el camino. A veces no sabemos qué camino tomar. Muchos de ellos son inciertos y llenos de peligros. Solo un baquiano como el Señor podrá conducirnos. Un nuevo año es un camino nuevo a transitar. Desconocemos las sorpresas que aguardan. Es sabio pedir, al igual que Moisés, que Dios nos muestre el camino. Su presencia en el camino es luz para las noches oscuras y frías, pero nube arriba sobre el sol avasallante del desierto.  

La respuesta de Dios para su siervo no pudo ser más alentadora: “Mi presencia irá contigo, y te daré descanso”. Cuando Dios es nuestro “baquiano” tenemos seguridad para hacer el viaje y descansar frente a la presión de lo que está por delante. Pero allí no se quedó todo con Moisés. La próxima petición se eleva a las alturas: “Te ruego que me muestres tu gloria”. ¡Qué osadía la de este creyente! ¿Acaso no la había visto ya en la montaña y en el tabernáculo? Y note la forma cómo Dios respondió a su otro deseo éxodo 33: 19-23. Dios le reveló su gloria para que siguiera el camino, no de una manera sobrenatural como en el Sinaí, sino bondadosa, compasiva y amorosa. Dios le dijo a Moisés: “…verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro”. La única forma de conocer a Dios es siguiéndole. Dios no está interesado en que le “veamos”, pero sí en que le sigamos. Ahora tenemos su Espíritu en nosotros. Jesús dijo que “él os guiará a toda verdad”. ¿Dejaremos que su presencia nos guíe para este nuevo año? ¡Espero que así sea! Este es un gran ejemplo de que el hombre separado de Dios no puede hacer nada. No fueron las capacidades de Moisés las que lo llevaron a guiar al pueblo de Dios, sino que fue la fuerza que recibía cada vez que estaba en comunión con el Señor, Juan 15:5. Es decir que todos los beneficios de un cristiano se encuentran escondidos en su presencia; es allí donde se reciben las fuerzas, el consuelo, la libertad, y aun las peticiones y los deseos que están en el corazón, son concedidos mediante la búsqueda de su rostro. Así que es necesario aprovechar cada momento para ir a ese lugar de intimidad, y allí hablar con el Padre; porque esa es la garantía de obtener todas las victorias. 

El Espíritu Santo es el mejor amigo del creyente; Él lo acompaña en todo momento, es esencial que los hijos de Dios hablen cada día con Él. La palabra dice que en su presencia hay plenitud de gozo (Salmos 16:11). Por eso el cristiano debe mantenerse lleno constantemente para que ese gozo arrope su vida. 

«Me has dado a conocer los caminos de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia» Hechos 2:28. Y recuerda que Dios es un verdadero padre que siempre está cuando más lo necesitamos. ¡A él sea toda la gloria ahora y para siempre! ¡Bendiciones!  Que la gracia de Dios sea contigo, Son los deseos de quien te ama con fe cristiana.

Acerca de Carolina Herrera
El Periódico El Acontecer, es propiedad de: ACONTECER PRODUCCIONES LTDA. Gerente general y director digital: Mauricio Martello Consejo de redacción : Carolina Herrera

Be the first to comment

Leave a Reply

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico: Antonio David Castellanos Lenes
Asesor de Sistemas: Jairo Enrique Amaris Hernandez
Coordinador de Arte y Cultura: Franklin Vega Zambrano

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado
Maria Camila Ruiz Bonilla

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez
Winston Morales Ch.
Maria Camila Ruiz Bonilla
Mauricio Zapata Hoyos

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.