Clamemos en voz alta…!

HOY 19 DE JUNIO DE 2021, Y SIGUIENDO LA SECUENCIA DEL DIA ANTERIOR SOBRE EL HERMOSO TEMA DE ALABAR, HOY HABLAMOS CON DIOS DE MANERA CONVERSACIONAL…

“Dios tampoco se pone nervioso”.

La Mar de Cartagena Colombia

Autor: William Hundelshauseen Carretero

Especial para @El_AcontecerCOL

1)Muchas personas conservadoras son muy contrarias a las exclamaciones o a hacer cualquier clase de ruido en voz alta. Consideran que tal cosa es indigna de una persona. Algunos han llegado a decir: “No hace falta dar aclamaciones, Dios no es sordo”. A tal declaración deberíamos replicar: “Dios tampoco se pone nervioso”.

2) Aclamad a Dios: La alabanza verbal de la que hemos hablado en la sección anterior sólo requiere el volumen normal de una conversación. Hablamos con Dios de manera conversacional, diciéndole nuestra opinión sobre El y expresándole nuestro aprecio. Sin embargo, también hay ocasiones en que es idóneo y bíblico levantar nuestras voces y clamar a Dios. “…ACLAMAD A DIOS con voz de júbilo”, dijo David en el Salmo 47:1. 

Muchas personas conservadoras son muy contrarias a las exclamaciones o a hacer cualquier clase de ruido en voz alta. Consideran que tal cosa es digna de una persona. Algunos han llegado a decir: “No hace falta dar aclamaciones, Dios no es sordo”. A tal declaración deberíamos replicar: “Dios tampoco se pone nervioso”. 

Hay un tiempo y un lugar para la aclamación de gozo y para las expresiones de alabanza en voz alta; así que, no debemos sentir temor cuando llegue tal momento. “En tí se regocijen los que aman tu nombre…” (Sal 5:11). “Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón” (Sal 32:11). “Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa…” (Sal 35:27). “Tus sacerdotes se vistan de justicia. Y se regocijen tus santos… Y sus santos darán voces de júbilo” (Sal 132:9,16). “Regocíjate y canta, oh moradora de Sión; porque grande es en medio de ti el Santo de Israel” (Is 12:6). “Canta, oh, hija de Sión; da voces de júbilo, oh Israel; gózate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén” (Sof 3:14). “… Y la gloria de Jehová se apareció a todo el pueblo.. y viéndolo todo el pueblo, alabaron, y se postraron sobre sus rostros” (Lv 9:23,24). “Aconteció que cuando el arca del pacto de Jehová llegó al campamento, todo Israel gritó con tan gran júbilo que la tierra tembló” (IS 4:5). 

3) Cantos. “…Venid ante su presencia con regocijo” (Sal 100:2). Cantar es una de las reacciones más simples y naturales para engrandecer a Dios. Es una expresión espontanea de emoción gozosa. Ha sido siempre una expresión válida de alabanza entre el pueblo de Dios. Inmediatamente después del Éxodo de Egipto, cuando Dios los llevó a salvo a través del Mar Rojo, María dirigió a los hijos de Israel en cánticos de alabanzas a Dios, quien les había liberado de una manera tan maravillosa de manos de sus enemigos. 

“Y María les respondía: Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; Ha echado en el mar al caballo y al jinete” (Ex 15:21). Hay muchas referencias sobre los cánticos a través de todas las Escrituras. 

Las siguientes son unas cuantas: “… Yo cantaré a Jehová. Cantaré salmos a Jehová, el Dios de Israel” (Jue 5:3). “Por tanto, yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, Y cataré a tu nombre” (2 S 22:50). “Cantad a él, cantadle salmos, Hablad de todas sus maravillas” (1 Cr 16:9). “Entonces el rey Ezequías y los príncipes dijeron a los levitas que alabasen a Jehová con las palabras de David y de Asaf vidente; y ellos alabaron con gran alegría y se inclinaron y adoraron” (2 Cr 29:30). 

“Alabaré a Jehová conforme a su justicia, Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo” (Sal 7:17). “Me alegraré y me regocijaré en ti; Cantaré a tu nombre, oh Altísimo” (Sal 9:2). “Cantad a Jehová, que habita en Sion…” (Sal 9:11). “Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien” (Sal 13:6). “Engrandécete, oh Jehová, en tu poder; Cataremos y alabaremos tu poderío: (Sal 21:13). “Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová” (Sal 27:6). “Cantad a Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad” (Sal 30:4).  “Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo” (Sal 47:6,7). “Pronto está mi corazón, oh Dios, mi corazón está dispuesto; Cantaré y trovaré salmos” (Sal 57:7). Y MUCHAS MAS. Y recuerda que Dios es un verdadero padre que siempre está cuando más lo necesitamos. ¡A él sea toda la gloria ahora y para siempre! ¡Bendiciones!  Que la gracia de Dios sea contigo, Son los deseos de quien te ama con fe cristiana, William Hundelshauseen Carretero a travès del periodico EL ACONTECER :www.elacontecer.co

 

Acerca de Carolina Herrera
El Periódico El Acontecer, es propiedad de: ACONTECER PRODUCCIONES LTDA. Gerente general y director digital: Mauricio Martello Consejo de redacción : Carolina Herrera

Be the first to comment

Leave a Reply

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico: Antonio David Castellanos Lenes
Asesor de Sistemas: Jairo Enrique Amaris Hernandez
Coordinador de Arte y Cultura: Franklin Vega Zambrano

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado
Maria Camila Ruiz Bonilla

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez
Winston Morales Ch.
Maria Camila Ruiz Bonilla
Mauricio Zapata Hoyos

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.