Un español crea una nueva ciudad eficiente y prefabricada en Colombia.

Recreación de Rodeo social Eco-City. Fotos: EL MUNDO

Constituida por edificios de viviendas sociales, centra su diseño en soluciones arquitectónicas con forma de casa, de ficha de Monopoly

El precio de venta de sus casas (más de 5.000) unifamiliares y en altura, que está regulado, oscila entre los 10.000 y los 20.000 euros

JUANJO BUENO Madrid @jjbamo

El arquitecto español Luis de Garrido proyecta en Jamundí, al sur de Cali, en Colombia, una ciudad autosuficiente, bioclimática, de consumo energético cero, además de prefabricada, con viviendas ampliables y, por lo tanto, trasladable. Constituida por edificios de viviendas sociales, el Rodeo social Eco-City centra su diseño en soluciones arquitectónicas con forma de casa, de ficha de Monopoly. En este sentido, “no hay dos bloques ni dos viviendas iguales, sino que cada residente vive en el hogar que más se ajusta a sus demandas particulares y a su estilo de vida”, dice la memoria de este proyecto.

Además de haber realizado el plan de ordenación urbana, De Garrido ha diseñado todos y cada uno de los edificios, que configuran una ciudad compacta compuesta por más de 5.000 viviendas sociales. En 2015, el arquitecto español hizo entrega de los últimos planos de este Monopoly en el que lleva trabajando desde 2012. No obstante, hace dos años ya se entregaron unas 1.000 viviendas de interés prioritario (VIP, con dimensiones de hasta 45 metros cuadrados), que aunque no fueron diseñadas por De Garrido, forman parte de esta eco-city y están ubicadas en el rabo del gato (el plano general de la ciudad se asemeja a un felino). Desde entonces, el proceso constructivo sigue a buen ritmo: se estima que habrá construidas unas 2.000 viviendas (1.000 adicionales ya diseñadas según el proyecto del arquitecto español).

Encargada por la empresa ICP Prefabricados, esta ciudad se caracteriza por que su trama urbana esconde varias tipologías de vivienda social, todas ellas ampliables,incluso las incluidas en bloques de varias alturas. Un 30% es viviendas de interés social (VIS), de hasta 60 metros cuadardos, unifamiliares de dos alturas en hilera. El 70% restante responde a bloques de pisos con diferentes alturas y tipologías. En su conjunto, De Garrido ha diseñado un auténtico Monopoly, en el que las casas tienen la forma clásica de la ficha, pues de esta forma quiere despertar el sentimiento emocional de sus residentes. “Esta forma se ha elegido por ser el símbolo mundialmente aceptado del concepto hogar, y de tener una fuerte vinculación emocional y personal con el edificio”, explica el arquitecto.

De Garrido plasma las sensaciones que ha querido llevar a esta ciudad: “Las personas de Colombia no están acostumbradas a vivir en bloque, por lo tanto los edificios debían ser realmente atractivos. La luz, el frescor, el color, el aroma, etc. y especialmente la forma. Me inspiré en los caseríos del País Vasco y sobre todo en el concepto casita que todos los niños del mundo dibujan en su cuaderno. La idea es que los vecinos asocien el bloque entero a una casa, a su hogar ideal, como si fueran niños y les pareciera vivir dentro del juego de Monopoly. Por ello cada edificio es de un color diferente”.

La posibilidad de que los compradores puedan ampliar su vivienda sin hipotecar su futuro mueve ficha a su favor. “Es la primera vez en la historia de la arquitectura que se diseña un bloque cuyas viviendas son todas ampliables en un espacio que inicialmente no existe, y el edificio queda igual de atractivo, sin ampliar y ampliado”, señala el arquitecto español. “Además”, continúa, “este diseño posibilita que cada vivienda pueda ampliarse cuando el cliente lo desee, sin por ello modificar la estructura del bloque ni su aspecto exterior. De este modo, el precio final es muy bajo, y la vivienda crece adaptándose a las necesidades de sus propietarios”.

Así, esta ampliación por módulos permite al comprador acceder a un inmueble con el menor coste económico posible (por ejemplo, una superficie de 30 metros cuadrados -tipología VIP- con dos alcobas, un baño, una cocina y un salón-comedor) y poder sumar 15 metros caudrados más cuando lo desee (incorporando una alcoba adicional y un nuevo baño). También el interesado puede adquirir una vivienda VIS, de 45 metros cuadrados, para poder ampliarla a 60 metros.

El precio de venta de cada una de las viviendas, que está regulado, oscila entre los 10.000 y los 20.000 euros. “Hay tres tipos de viviendas VIP (hasta 45 metros) y tres tipos de viviendas VIS (hasta 60 metros): inmuebles en planta baja ampliables, en bloque ampliables y en bloque reconfigurables. Además hay varias variaciones de diseño de cada una de ellas. En total habrá unas 50 viviendas distintas, y entre ellas hay infinidad de variaciones sutiles”, resume el arquitecto español.

Pero además el Rodeo social Eco-City, como su nombre indica, presenta un sistema constructivo de alta eficiencia, ya que implica el menor consumo energético y la menor generación de residuos y emisiones posibles. Todos los materiales de los edificios pueden ser recuperables, reparables y reutilizables, potenciando el uso de elementos reciclables (tableros de madera aglomerada OSB para puertas interiores, vidrios reciclados para encimeras de la cocina y ventanas, etc.).

El diseño bioclimático de los bloques hace el resto: las viviendas no necesitan aparatos de acondicionamiento térmico, se mantienen frescas en todo momento (alrededor de los 25º C), teniendo en cuenta el clima de Cali (entre 29º C y 34 º C durante todo el año). Asimismo, los edificios hacen uso de fuentes energéticas renovables: solar térmica (en los conductos de las chimeneas bioclimáticas de extracción de aire, en cuyo interior se alcanzan temperaturas superiores a 40º C, se ubican varios depósitos de agua interconectados para producir ACS para las viviendas) y geotérmica (se obtiene energía a través de galerías subterráneas debajo de los garajes).

Esta ciudad ecológica también se deja notar en la cantidad de espacios verdes que alberga. En concreto, existen tres tipos de zonas verdes (los espacios cedidos al ayuntamiento, las zonas generales gestionadas por los habitantes de la comunidad y los espacios verdes propios de cada bloque) y dos tipos de huertos urbanos (aquellos que algunos ciudadanos pueden comprar y explotar de forma individual y los huertos que son explotados por un bloque).

Con este proyecto, De Garrido, referente global en la arquitectura ecológica, ha querido demostrar “que los arquitectos podemos diseñar mundos alternativos y podemos ayudar a reeducar a los ciudadanos para que se preparen a un nuevo orden social que está por venir”. Habla de una sociedad sencilla, con apenas consumos energéticos.

Vía: El Mundo.

Be the first to comment

pie de página el acontecer

Gerente Gral y Co/fun: Mauricio Martello Díaz
Directora Fundadora: Carolina Herrera
Secretario General y Asesor Jurídico : Antonio David Castellanos Lenes

Consejo de Redacción:
William Hundelshauseen
Luis Sanchez
René Arrieta
George Salgado
Winston Morales Ch.

Consejo Editorial:
Juan Carlos Guardela
Carolina Herrera
Ramon Rodriguez

elacontecer@hotmail.com
Cartagena de Indias D.T y C - Colombia Sur America
© Copyright 2018 - El Acontecer - All Rights Reserved.